jueves, 18 de febrero de 2010

Soneto a la Eternidad



Agradezco esos segundos de mi vida,
en los que sentía que yo volaba;
era amor quien pululaba,
era sin él por quién yo me moría.

Agradezco de dicha momentos,
mas ahora sin ellos me acongojo;
de tu comitiva ya me despojo,
mas el cese es duro y violento.

Toda mi vida te recordaré,
sinun ínfimo instante olvidarte;
sí, toda mi vida te soñaré.

Toda mi vida te recordaré,
pese a los contrarios sentimientos;
sí, toda mi vida te amaré.


Monsieur Magnifique

7 comentarios:

Lucas Ferr dijo...

Que bueno :D
Me gusta ... sobre todo la apariencia del blog, la musica y todo eso ...

y muy buen puño de poeta tenes ...

los escribis vos ???

chau :)

Raquel dijo...

Toda la vida, así es. Qué extraño sería no tenerle, ¿cierto?
Un abrazo

Dreamer dijo...

Muy hermoso tu poema!!!^^
lo que escribiste retrata a la perfeccion el sentimiento y lo lindo que se siente cuando dura para toda la vida...
segui así escribiendo!!
saludos!!

Fernando dijo...

La eternidad: nuestra propia vida. Con nosotros, amantes, se acabará el mundo. Así lo vivimos.
Un abrazo.

peregrina dijo...

Este lugar es un bello jardín, tu sensibilidad aflora en todo con exquisitez. La elegancia del soneto resuelto con la perfección del silogismo.
Abrazo

marichuy dijo...

Monsieur Magnifique

De lejos una de mis esculturas favoritas, es esta de "Psique despertada por el beso del amor".

Muchas gracias por tu amable comentario, en mi post de Escribidores y Literaturos.

Saludos desde México

marichuy dijo...

En cuanto a tu poema, demasiado amor. Qué difícil encontrar hoy en día, un amor así, tanta entrega sin esperar nada a cambio.

Saludos

Related Posts with Thumbnails