martes, 3 de agosto de 2010

Lejos


Sueños, de variados colores,
cual tizne se esfuman
al tornar la opacidad,
las más hondas descepciones.
Laberinto del averno,
no puedo salir...
no puedo.
Aquel fulgor sigo, sigo, (te) sigo.
Doradas hebras, agraciada sonrisa:
desengaño de un porvenir.
Esperanza.
En tus brazos me acojes,
en tus brazos resisto.
Bajo la fortaleza sensible,
me sostengo, en tí... .
No es más que un manantial
que irrumple el erial.
¿Ilusiones?
Concretar no me atrevo.
Que el Grandísimo no lo permita.
Tu escencia, te han quitado.
Qué ocurrió dime tan sólo
con lo añorado y pactado.
En tus brazos caigo desintegrado.
En tus brazos me difumino.
Tus zalemas no me amparan...
...no más.
¿Por qué?
¿Por qué?
El edén juntos...
desvanecido. No me quieres, no me deseas.
¿Lo prometido?
No lo sé...
Te han robado, todo.
Jirones de pieles fui dejando,
hasta desnudo yacer.
Aquí, te muestro mi alma.
¿Dónde está la tuya?
¿Quién eres?
Lejos estás...
Lejos del elíseo prometido.
Lejos de mí
¿Lejos de tí? No lo sé
No lo sé.


Monsieur Magnifique

2 comentarios:

Andresk dijo...

Caballero: un honor leerlo. Sólo un comentarillo: acojer no va con g? de ahí en fuera el signo, la obra en sí, el poema... ¡wah! me deja con ese sentimiento de la pesadez. A dónde carajo se va esa esencia que se roba y, para la postrimería, no parecía un efímero dizfraz? Duele tu poema. Muy bueno.

Dreamer dijo...

muy bello tu poema!!! me gusto mucho...me dejaste un dejo de tristeza y melancolía por lo que muere, por lo que ya no es...
muy lindo en serio!!!
saludos!!!n.n

(perdon por no comentarte antes, anduve complicada en el estudio XD)

Related Posts with Thumbnails